Define tu objetivo profesional y muéstralo en tu CV

Redactar el objetivo profesional siempre ha sido un dolor de cabeza y seguramente, en más de una ocasión, te has preguntado qué información incluir. Es importante no descuidar su redacción, ya que es un elemento que dará fuerza y valor agregado a tu currículum.

Por dónde empezar…

Para definir tu objetivo profesional identifica a qué te quieres dedicar, por ejemplo, si estudiaste diseño, ¿en qué área del diseño te vas a desempeñar?, esto dependerá de tus intereses, habilidades y capacidades. Establece cuáles con tus propósitos a corto, mediano y largo plazo. Recuerda que, para llegar al empleo que siempre has deseado, deberás empezar poco a poco.

Al redactar tu objetivo profesional, toma en cuenta lo siguiente:

  • Orienta tu objetivo al puesto que solicitaste
  • Si bien, tu objetivo es personal, la empresa debe ver cómo empata tu propósito con la vacante. Por ello, tu objetivo profesional debe ser personalizado para cada puesto.
  • Muestra interés en la vacante
  • Es importante que el reclutador note que estás interesado en el puesto y en colaborar en la empresa.
  • Explica cómo tus conocimientos se ajustan a los requisitos que pide la oferta
  • Analiza muy bien los requisitos, deberes y aptitudes de la vacante a la que te vayas a postular y, posteriormente, haz un cruce con tus capacidades, intereses y habilidades.

Ejemplo 1:

“Aplicar mis conocimientos adquiridos en la universidad para contribuir al logro de los objetivos de la empresa…”

En esta oración, el objetivo es muy genérico y sólo se enfoca en la persona que solicita el empleo. Además, es un objetivo que la mayoría de las empresas excluye por ser trillado y no aportar mucha información.

Si la vacante es de un diseñador gráfico y la empresa solicita:

Requisitos Habilidades Aptitudes
Licenciatura en diseño, titulado, experiencia (no necesaria, pero se tomará en cuenta). Manejo de programas de diseño, desarrollo de imagen e identidad corporativa, logotipos, banners… Creativo, trabajo bajo presión, innovador, autónomo…

Tu objetivo podría ser:

Ejemplo 2:

“Diseñador gráfico titulado con especialidad en publicidad, enfocado en el desarrollo de marca, identidad corporativa y branding. Capacidad creativa y acostumbrado a cumplir tareas urgentes, pero conservando la calidad. Conocimientos avanzados en Ilustrator y Photoshop”.

En este segundo ejemplo, estarías compartiendo más información como tu profesión, que estás titulado, tus competencias profesionales y tus habilidades (autónomo y trabajo bajo presión).

Debes evitar:
  • Frases trilladas como: “aplicar mis conocimientos”, “trabajar en una empresa de renombre”, “adquirir experiencia” (sí, ese es el objetivo, pero trata de ser más creativo con la redacción)
  • Centrarte sólo en ti
  • Utilizar un objetivo genérico para todas las vacantes. Recuerda que debes adaptar tu currículum a cada oferta a la que te postules.
Contar con un objetivo profesional te ayudará a orientar tu búsqueda de empleo. La intención es que el reclutador vea en ti, lo que no ve en los demás.

Tal vez podría interesarte:
Capta la atención del reclutador optimizando tu CV